Ruanda. 1996. Dos años después del mayor genocidio de su país, Elí  Mushengezi, un niño de trece años, recuerda en una emotiva carta al Padre  Karoli, el  fraile mercedario que le rescató de aquella lluvia de bombas y disparos. Es uno de tantos damnificados, rescatado por la labor humanitaria de los misioneros desplazados en Ruanda y Burundi. Casi treinta años después, Elí decide emprender un viaje apasionante hasta la parroquia española donde se encuentra aquel sacerdote. No estará solo. Le acompañarán algunos misioneros que formaron parte de aquella expedición a tierras africanas. Una aventura que comenzó en 1968 con Fray Mateo Goyenaga, Fray Pablo Ruiz, Fray Germán Suárez y Fray Gregorio Dafonte.  Ahora, cincuenta años después, estos hermanos misioneros vuelven a coincidir en un reencuentro lleno de ternura y esperanza. Una historia sincera y real sobre el trabajo de las misiones mercedarias. En 1994 los ciento sesenta misioneros españoles desplazados en Ruanda y Burundi obtuvieron el premio Príncipe de Asturias.

Menú de cierre